5 formas de experimentar Beijing como un local

Publicado el 29 marzo 2016

 Hostales y Albergues - Beijing

 

La escritora especializada en viajes Esme Fox durante años visitó de forma regular la capital china. Si vas a un albergue de Beijing, sus consejos te ayudarán a  experimentar realmente esta fabulosa y frenética ciudad.

¿Así que estás de mochilero en Beijing. Has estado en la Gran Muralla, explorado la Ciudad Prohibida y te has maravillado con el Templo del Cielo y ahora quieres descubrir un aspecto más local de la capital china? Mi familia vivió en Beijing durante siete años, y durante mis repetidas visitas, aprendí cómo descubrir esas experiencias más propias de los lugareños. Asegúrate que pones estas cinco en tu lista…

1. Disfruta el té a la usanza china

El té es algo muy importante en China, por lo que experimentar con el té chino es algo que no debes dejar de hacer. No cometas el error de caer en la trampa de un artista de la estafa que te pare en la calle y te invite a disfrutar de la ceremonia del té – terminarás pagando una fortuna.  En cambio, haz como los lugareños y ve a una tienda de té (o incluso un supermercado del té) buscando en las estanterías tus brebajes favoritos y disfrutando degustaciones durante las ceremonias del té. Una gran opción es el Mercado del Té Taiyangoong que tiene tres plantas y que está cerca de la estación de metro del mismo nombre.

2. Relájate en las aguas termales

No mucha gente sabe que dentro de la misma ciudad de Beijing hay muchos manantiales de aguas termales, ideales para relajar esos cansados músculos mochileros. Especialmente durante invierno, las aguas termales están llenas de familias de locales, quienes pasan allí el día, bañándose, jugando a juegos de mesa, comiendo, durmiendo o simplemente pasando el rato. En los manantiales de Chun Hui Yuan – uno de mis sitios favoritos – puedes bañarte en bañeras de vino tinto, té verde o flores de jazmín.

3. Busca tesoros en el Mercado de Antigüedades de Panjiayuan

En lugar de pasar una aburrida mañana de domingo en el dormitorio, levántate apenas amanece y junto con los lugareños dirígete a buscar las mejores gangas en lo que es llamado con cariño “El Mercado del Polvo”. Este es también el lugar al que acude la gente a conseguir sus ‘chops’ sellos personalizados tallados en piedra, metal o bambú.

4. Explora el Distrito Artístico 798

El Distrito Artístico 798 es donde salen los jóvenes más modernos de Beijing – algo así como la versión de Beijing del Mercado Camden de Londres, pero sin las hordas de turistas. Repleto de vanguardistas galerías de arte, elegantes boutiques, modernas cafeterías y sorprendente arte callejero, te ofrecerá un punto de vista totalmente diferente de la capital china.

5. Pasea por el parque

Los parques son donde transcurre  la vida  en Beijing. Ya sea que quieras practicar tai chi o el baile de los abanicos, aprender a tocar un instrumento musical o reunirte con tus amigos para un juego de mahjong, lo encontrarás todo al aire libre. Innecesario decir, que son un fabuloso lugar para disfrutar viendo gente – admiran las habilidades de aquellos que practican trucos circenses o juegan jianzi (pelotas de arena chinas), observando a los hombres que llevan sus pájaros en jaulas a disfrutar de los árboles, y escuchando las sesiones improvisadas de ópera.