8 cosas que los albergues hacen mejor que los hoteles de lujo

Publicado el 29 marzo 2016

Hostales y Albergues - Albergue Juvenil 

¿Por qué quedarte en un aburrido hotel de lujo cuando los albergues juveniles te ofrecen valor por el dinero que pagas por alojarte,  experiencias sociales inmejorables y montones de diversión? Tampoco tienes que sacrificar la ubicación – podrás encontrar albergues baratos en el centro de la ciudad sea cual sea la ciudad del mundo a la que viajes. Aquí te mostramos ocho cosas que los albergues hacen mejor que los hoteles…

1. La mezcla

Quedarte en un hotel tu solo puede ser una experiencia muy solitaria. Pero si te alojas en un dormitorio de ocho camas en un albergue, no tienes otra opción que empezar alguna conversación con viajeros de pensamientos afines a los tuyos. Además puedes recibir información sobre la zona, conocer a otros viajeros e ir a ver los sitios de interés o irte de bares con ellos. Incluso si planeas ir a otro destino, podrías conocer gente con la que puedas unirte en esa nueva aventura.   Muchos mochileros han logrado entablar amistades para toda la vida mientras conocen mundo – y estamos segurísimos que muchas de esas amistades empezaron en un dormitorio.

2. Resulta económico

¿Tienes un presupuesto limitado? Alojarte en un albergue es una ganga total.  Usa nuestra página de búsqueda para encontrar albergues baratos en todo el mundo con precios tan bajos como 10 euros la noche. Por otro lado, los hoteles de grandes ciudades pueden cobrar incluso más de 100 euros la noche. Ouch! Ahorrar en alojamiento significa que tienes más presupuesto para gastarlo en excursiones, cultura y fiesta.

3. Ambiente diseñado para relajarse

Muchos albergues tienen  áreas comunales muy agradables: salas para relajarte repletas de cómodos sofás y almohadones, bares de moda, piscinas e incluso jacuzzi. Además, si en los hoteles las bebidas suelen ser bastante caras, los albergues ofrecen mejores precios en este sentido así como la gran diversión que implica que haya noches temáticas gratuitas, desde proyecciones de películas hasta lecciones de baile.

4. Cocinar con amigos

Reduce tus gastos de comer fuera y cuida tu salud cocinando la cena en la cocina compartida del albergue. En un hotel no tienes esta opción– además es otro sitio fabuloso para conocer gente de mentalidad similar a la tuya.

5. Conectarse forma gratuita

Tener acceso a una buena conexión inalámbrica de internet es esencial para ser capaz de comprobar el tiempo, planear la siguiente parte de tu viaje y permanecer en contacto con tus familiares y amigos. Algunos hoteles de lujo aún cobran un ojo de la cara para poder usar su Wi-Fi, mientras que muchos albergues te lo dan de forma gratuita.

6. Hacer Actividades de una forma diferente

Desde recorrer una favela en Río de Janeiro hasta andar en bicicleta por San Francisco, los albergues ofrecen algunos recorridos turísticos sorprendentes que harán que tus vacaciones se conviertan en un viaje inolvidable. Además te la puedes pasar muy bien y obtener más por el precio que pagas por el recorrido, sobre todo si lo comparas con los viajes organizados de los hoteles, que suelen ser más aburridos y formales.

7. Viajando en grupo

Las habitaciones de los dormitorios no son el único tipo de acomodamiento en los albergues. También puedes encontrar albergues que ofrezcan habitaciones privadas con baños privados que son perfectas para parejas, mientras que las habitaciones cuádruples son una buena opción para grupos de familias y amigos. Y si estás viajando en un grupo grande – ya sea que formes parte de un equipo deportivo, una fiesta de despedida de soltero o un grupo escolar– los dormitorios ofrecen valor y conveniencia que los hoteles no tienen posibilidad de ofrecerte.

8. Obteniendo consejos de los expertos

Puede que los hoteles presuman de sus conserjes, pero muchos albergues son dirigidos por viajeros con experiencia que conocen perfectamente el área donde se ubican. Desde recomendaciones de sitios para comer a buen precio hasta decirte como viajar de un sitio al otro, el amable personal del albergue te ayudará a sacar el máximo provecho de tu viaje.