Una guía para principiantes de la cultura japonesa de la bebida

Publicado el 22 abril 2016

 

Hostales y Albergues - Japón

 

La mayoría de quienes llegan por primera vez a Japón encuentran que la ciudad tiene dos caras; es tanto excitante como insondable, así  como   acogedora y confusa. Y cuando sales del albergue para disfrutar algo de la vida nocturna local, ese sentimiento a menudo se refuerza. Aunque lo relativo a beber es en muy raras ocasiones tan formal como la vida profesional japonesa, hay unas cuantas costumbres y variaciones regionales que merece la pena entender. La otra cara es que los lugareños beben mucho – así que una vez de que te enteres como van las cosas, tienes garantizado que te lo vas a pasar muy bien en esas salidas nocturnas.   Aquí tienes cinco cosas que necesitas saber sobre beber en Japón…

1. No hay medias tintas

Los japoneses se toman la fiesta en serio pero se mantienen bien hasta el final de la noche. Si te juntas con ellos, esperarán que te quedes de fiesta hasta que termine. Beber durante toda la noche es la norma, pero si algunos caen, se dormirán mientras los demás siguen de fiesta. Esto es normal y es preferible irse a casa pronto. Hacer alboroto esta bien, incluso te animarán a hacerlo, pero no tomes esto como una bandera verde para ser grosero.

2. Comer NO ES engañar

A la mayoría de los japoneses les gusta beber en un izakaya. Estos pubs japoneses son más enfocados a la comida que la versión británica, ya que en general a los japoneses les gusta comer mientras beben - compruébalo tú mismo en un repleto yakitori la noche del viernes. Muchos bares en Japón son temáticos y podrías encontrarte en un bar jamaicano o en un bar inspirado en un videojuego. Los karaokes son muy populares, y a los amigos les gusta reunirse, beber, relajarse y cantar cursis canciones de amor del pop japonés.

3. ¡Cerveza y Whisky!

A pesar del florecimiento de micro-cervecerías, la mayoría de japoneses prefieren las grandes marcas como Premium Malts o Super Dry, más que las cervezas artesanales como Hitachino Nest. Los hombres de más edad beberán whisky o sochu, un licor de arroz de potencia media. Contrario a lo que podrías pensar, el sake no es una bebida que se acostumbre mucho, raramente se sirve caliente y es más probable que te lo sirvan en un alojamiento del interior o un exclusivo restaurante kaiseki de Kyoto.

4. No hay ninguna fiesta como en Osaka

Hostales y Albergues - Fiesta en Osaka

 Desde los caldeados ‘pubs’ de Hokkaido en el lejano norte hasta la escena social al aire libre de Okinawa en el sur, la cultura de beber en Japón tiene algunas diferencias regionales que sorprenden. Mientras que Tokio tiene todo lo que esperarías de una gran ciudad, la corona para la cultura de la bebida más vibrante se la lleva Osaka. Únete a un grupo de relajados osaqueños en un bar y recorre algunos lugares kushi katsu para disfrutar de cerveza y pinchos de cosas fritas. Desde allí, podéis ir a tomar más cervezas y takoyaki frito, luego a las discotecas y bares más de moda en el distrito Namba.

5. Lastimará tu bolsillo – pero no demasiado

Aunque Japón no es tan barato como otros destinos asiáticos, no es tampoco astronómicamente caro. Tokio es más caro, la cerveza puede costar entre ¥600 y ¥950 en un bar, los combinados desde ¥1500 a ¥2500. En Osaka, la cerveza la puedes encontrar con precios entre ¥350 y ¥600 y un coctel entre ¥700 y ¥1700. Por otro lado, una taza de sake en cualquier sitio te costará de ¥750 para arriba, mientras que una lata de cerveza en una tienda de conveniencia tiene un precio de unos ¥250. El karaoke puede costar aproximadamente ¥3000 la hora por persona.