Todo lo que has oído sobre la comida de Ghana es falso (bueno, casi)

Publicado el 22 abril 2016

Seguro, estable, y hablan inglés, Ghana tiene una bien ganada reputación como la ‘puerta de acceso a África Occidental’ para los que visitan por primera vez. Y es un sitio que rápidamente se te mete bajo la piel. La gente sonríe mucho, la música – desde la clásica de toda la vida hasta sonidos más nuevos como el azonto y hiplife – es fenomenal, las playas de la costa occidental son un paraíso y hay también la posibilidad de hacer caminatas maravillosas (si quieres sudar) en las montañas bajas y bosque lluvioso de transición de la región Volta. Y por si fuera poco, podrás encontrar sorprendentes albergues baratos en zonas fabulosas, particularmente en las playas occidentales.

Pero mientras tenemos todo esto en la bolsa, se dice que hay algo que desanima a los viajeros: la comida. La comida de Gana, y en general de la África Occidental, tiene la reputación de ser pesada y no de buen sabor.

Veteranos y expatriados tiemblan ante la sola mención de fufu y de sopa okro – pero ¿cuánto de eso es cierto, y cuánto es exageración? De hecho, Ghana tiene unos cuantos ases en la manga; ninguno de ellos de alta cocina, pero si te gustan las comidas abundantes, especiadas y que llenen, seguramente te gustarán algunos platos de Ghana, y los extrañaras cuando tu aventura como mochilero termine. Aquí tienes algunos platos que te recomendamos probar:

 

1. Gallina guineana

Hostales y Albergues - Gallina de Guinea

 

Originaria de África Occidental pero un plato popular entre las mesas de alcurnia europea, esta ave es el arma secreta de Ghana.

Cómetela adobada en especias y hecha a la barbacoa o en un tazón de sopa ligera, un caldo especiado de tomate que puede estar MUY picante. Son animales carnosos con mucho sabor– piensa en ellas como el eslabón perdido entre el pollo y las aves de caza.

2. Omo tuo y sopa de cacahuete

Hostales y Albergues - Omo tuo
© Copyrights: PapJeff

 

Comida casera de verdad. En muchas parrilladas este plato de inmensas bolsas de arroz se presenta en forma de sopa, pero el omo tuo tiene una textura más espesa y sabor de arroz. En cuanto a la sopa cacahuete, si te gusta la mantequilla de cacahuete o la salsa satay, estarás en el cielo.

3. Rojo Rojo (Red red)

Hostales y Albergues - Rojo rojo
© Copyrights: benketaro

Este plato clásico tiene dos componentes: un rico estofado de alubias caritas, y una porción de plátano frito especiado. Uno crujiente, otro más bien suave, uno especiado y otro con un toque dulce; uno es cremoso y otro te dara calor. Usualmente puedes añadir un trozo de gallina guineana o de pollo, pero los ingredientes básicos ya son suficientes para una comida completa.

También te recomendamos probar el guiso de aborboi (habichuelas de Bambara ), que se come típicamente con una pizca de azúcar. Es delicioso pero menos común que el plato conocido como ‘red red’.

4. Arroz Jollof

Hostales y Albergues - Arroz Jollof
© Copyrights: Charles Haynes

 

Jollof se merece ser incluido no porque Ghana lo haya inventado – algunos países de África Occidental dicen tenerlo, ninguno de ellos de forma muy concluyente – pero porque lo verás en todo sitio, y es bueno. Una mezcla de arroz, cebollas y vegetales fritos y al que se le da un color rojizo con aceite de palma.   Es un acompañamiento clásico para la carne a la parrilla, humedecido con shito, una salsa de pimienta negra picante cuyo sabor se potencia con jengibre y pescado seco.

 

5. Waakye

Hostales y Albergues - Waakye
© Copyrights: Mac-Jordan Degadjor

 

Pronunciado waa-chay, esta mezcla de arroz y habichuelas es típicamente servida en puestos de comida en la carretera y puede ser consumido en cualquier momento del día (aunque durante el desayuno y la comida es lo más común). Con el waa-chay, lo más importante son los acompañamientos – cubres el arroz con habichuelas con salsa de pimienta, huevo, ensalada, carne, fideos o cualquier otra cosa que esté disponible.

6. ¡Fruta!

Hostales y Albergues - Fruta

 

Incluso si no puedes encontrar un plato cocinado que te guste, en Ghana estás rodeado de fabulosos mangos, papayas y piñas, y por diminutos e increíblemente dulces plátanos. Añádele a esto el coco fresco que puedes comprar absolutamente en cualquier sitio y la vida empieza a parecer buena para quienes adoran la fruta. Si el albergue donde te alojas en un albergue que ofrece la opción de elegir entre una variedad de fruta fresca o un desayuno – el cual en Ghana suele ser una salchicha de Frankfurt barata, esponjoso pan blanco, un omelette y una escasa porción de habichuelas – escoge la fruta.