Ligues en el albergue: lo que debes y lo que no debes hacer respecto al amor y el sexo en una alojamiento para mochileros

Publicado el 22 abril 2016

Hostales y Albergues - Lo que se debe y lo que no se debe hacer

Bueno, limpio, divertido… pero guarda el secreto, ¿si?

Los albergues pueden ser sitios llenos de hormonas – toda esa libertad, toda esa gente nueva, el ambiente festivo. Todo esto hace que sucedan cosas. Así que si vas a hospedarte en un albergue en algún lugar del mundo, dispuesto a pasar un buen rato, ten presente que te estás metiendo en un semillero de ñaca ñaca. Queremos asegurarnos que cuidas de ti. Sigue estas simples reglas para estar seguro (y evitar sacar a alguien de quicio).

Cosas que debes hacer…

…usar protección. De acuerdo, suponemos que esto es algo que se presupone, pero vale la pena mencionarlo por si se te ha olvidado. Cuando estás ahí en el gran mundo, conociendo personas interesantes y bebiendo probablemente mucho más de lo usual, puede que te dejes llevar por el momento.

…consigue una habitación! Fabuloso, hay una atracción entre esa persona y tú, pero a nadie más le tiene que importar. Si has decidido intimar con esa persona definitivamente debéis buscar algún sitio donde podáis cerrar la puerta. Si te sientes súper romántico, porque no reservar una habitación privada para esa noche.

 

CONSEJO SUPER-IMPORTANTE: No os deis el lote en la cocina del albergue. Aparte de cómo lo puedan tomar otros, principalmente por asuntos de higiene.

…tratad de hacerlo discretamente (si podeis). Si te has liado con otro huésped del albergue, es posible que incluso se generen celos y un poco de incomodidad entre otros de los alli presentes. – Así que os recomendamos que os mantengáis discretos hasta que alguno de los dos os vayáis a otro alojamiento o lugar. Si te enrollas con alguien del mismo grupo con el que viajas…lo sentimos...pero ese será otro post totalmente diferente.

…esperad a que los demás salgan. Si pretendéis mantenerlo en secreto, cuando sea el momento de irse de fiesta por la noche podéis usar el viejo truco de “Iros adelante, ¡ya os alcanzaremos!"   Puede que en un rato, cuando empiecen a beber, ni siquiera se acuerden que estabais por llegar. De esta forma, podéis tener un poco de tiempo para vosotros solos.

 

Lo que no debes hacer…

…enrollaros en un dormitorio diminuto. Si hay solo cuatro personas en la habitación, el hecho de que os enrolléis en el dormitorio, puede no ser del agrado de vuestros compañeros de habitación.

…quitarle a alguien su chico/chica. Aunque esto se ve mal en cualquier momento, cuando estás conviviendo en un pequeño espacio con un grupo de viajeros que se lleva bien, hacer algo así puede estallarte en la cara. El mundo es grande pero el circuito mochilero puede resultar sorprendentemente pequeño – y lo último que necesitas es ¡OH DIOS MIO, DRAMA!, poner una nube negra sobre tu viaje.

…romper las reglas. Los albergues tienen reglas de convivencia, y los diferentes destinos tienen sus propios estándares culturales. Te recomendamos que leas sobre ellos y los sigas. Ser echado de tu alojamiento puede realmente arruinarte la fiesta, ¿no? Pues imagínate si además tienes  un encuentro con la policía de la localidad.

…traer a desconocidos al albergue. Aún cuando según las reglas del albergue esté permitido (y casi nunca lo está) no es justo para otros huéspedes.