¡Vamos a los Jimjilbang! Relájate en las increíbles casas de baño de Corea del Sur.

Publicado el 22 abril 2016

 

Hostales y Albergues - Casa de Baños de Corea del Sur
© Copyrights: Noby Leong

Casas de Baño de Corea el Sur

Después de un día turisteando en Corea del Sur, la mayoría de los visitantes necesitan relajarse. Por supuesto, siempre está el albergue, pero en estos sitios puedes ir un paso más allá, lo mejor es dirigirse a un tradicional  jimjilbang donde, a la vez que te relajas, podrás  vivir una auténtica experiencia cultural coreana. Aunque de inicio pueda parecer intimidante, los Jimjilbangs son muy valorados y te darán una visión fabulosa de la sociedad coreana, así que deja tu modestia en la puerta e involúcrate. ¡Vamos al jimjilbang!

Iniciándose

Los incontables jimjilbangs en toda Corea funcionan de la misma forma. Entras, decides si quieres pagar tarifa para pasar el día o también la noche. Se te entregará una especie de pijamas anchos y te indicaran por cuál puerta debes pasar según tu sexo. Al pasar dicha puerta encontrarás un vestidor donde puedes colocar tus zapatos en una taquilla y cambiar la llave por otra con quien esté atendiendo en dicho vestidor. Entonces pones tu uniforme en un nuevo casillero, seguido de toda tu ropa. Ahora estarás desnudo con la llave del casillero atada a tu muñeca.

Tiempo de lavarse…

A partir de este momento, te unes a otras personas, todos hombres o todas mujeres, en una sala de baño. Verás las duchas en las que los coreanos se restriegan a conciencia con toallas enjabonadas. Debes hacer lo mismo. Por un coste extra puedes conseguir que un asistente haga esto por ti, pero la mayoría de los no coreanos no van más allá en este punto. Después de lavarte a ti mismo, puedes sentarte en cualquiera de los baños de vapor y bañeras calientes de diferentes temperaturas con otros bañistas. Los calientes baños sauna pueden alcanzar temperaturas de hasta 90 grados centígrados y las piscinas con agua a un frio cero. Sin ningún orden en particular pasa de la una a la otra hasta que te sientas relajado y un poco “atontado”.

Avivamiento

Sécate y ponte tus pijamas.  Sube arriba a otra sección con varias puertas que te llevaran a cámaras de avivamiento mixtas. La arcaica palabra “avivamiento” en este caso significa bañarse en aguas medicadas, y esa es la esencia de lo que sucede aquí. Podrás moverte entre habitaciones con diferentes temperaturas, niveles de humedad y minerales (la sal y el jade son comunes). Algunas cámaras son extremadamente calientes mientras que otras son frías. Eres libre de pasar de una habitación a la otra según te plazca, así que relájate y escoge la que mejor te haga sentir.

Come, duerme, repite

Los Jimjilbangs no son solo casas de baño. Las más grandes son como resorts totalmente equipados con restaurantes, áreas comunes de Descanso, gimnasio, salas de karaoke y zonas para ver televisión. Si pagas para quedarte toda la noche, o llegas al principio del día, no tienes la presión del tiempo y puedes hacer todo lo que quieras y en el orden que te apetezca. Y es lo que los coreanos suelen hacer, así que reserva todo un día o una noche y únete a ellos!