Seis consejos y medio para experimentar las ciudades como si fueras un lugareño

Publicado el 19 octubre 2016

Hostales y Albergues - Experientando las ciudades como un lugareño

¿Quieres evitar ser como estos chicos? Por supuesto que si. Sigue leyendo…

1. Lee los medios locales

Si hay medios locales disponibles en tu idioma, devóralos antes de irte de viaje. Visita sitios web de periódicos o revistas así como redes sociales. Mira la sección de estilo de vida para conocer los sitios más de moda para comer y beber, entretenimiento y compras.   Revisa la sección de noticias para enterarte de cualquier suceso importante o evento del lugar.

Puede que no veas algo que “necesites saber”, pero leer sobre lo que pasa en ese sitio te pone en el estado de ánimo adecuado para sumergirte de lleno en la ciudad cuando llegues.

2. Investiga, investiga, investiga

No querrás pasar la mitad de tus vacaciones perdiendo el tiempo frente de una máquina expendedora de billetes y  a los  mapas de ruta, así que investiga sobre las redes públicas de transporte antes de ir, incluyen líneas claves, precios y etiqueta. Si estás dispuesto a mezclarte, no seas ESA persona que no tiene su billete listo o busca a tientas su billete justo cuando está frente a la máquina validadora.

De igual forma, investiga sobre las normas de vestimenta y modas del sitio y trata de empacar artículos que sean apropiados. Pinterest puede ser un recurso muy bueno para esto.

3. Alójate en un barrio residencial

Si estás determinado a entrar en el ritmo y cultura de un lugar, escoger un albergue en el centro de la ciudad puede algunas veces descolocarte. Piensa sobre esto: aunque la parte alta de Manhattan o el West End de Londres están llenas de sitios turísticos y son maravillosos, relativamente poca gente normal (por ejemplo que no sean súper ricos) neoyorquinos o londinenses viven allí.

Las ventajas de quedarte en un área residencial alejada de los sitios turísticos más importantes son dobles: a menudo puedes encontrar alojamientos realmente baratos, y también obtendrás una gran dosis de autenticidad. Te rodearás con residentes de la ciudad, tal cual, lugareños, comerás en restaurantes y cafeterías de la localidad, y  obtendrás una mejor impresión de la geografía del lugar que simplemente pasando tiempo en el centro de la ciudad.

No estamos diciendo que los albergues del centro de la ciudad no son fabulosos, pero no dejes de considerar los que están más a las afueras si quieres vivir una experiencia auténtica.

4. Hacer amistad con lugareños

A veces, el idioma puede dar al traste con esta sugerencia, pero normalmente se puede tener una pequeña charla con un lugareño en un bar o una tienda (nuevamente, esto se hace más fácil en un barrio de la periferia - de hecho, los habitantes de las zonas no turísticas suelen estar más interesados en lo que estás haciendo allí). Pídele a tu nuevo amigo que te sugiera qué hacer y adónde ir.

5. Permanece conectado

Antes de partir, comprueba si tu teléfono funcionará allí donde vayas a ir. Si no, piensa seriamente en conseguir un teléfono móvil temporal barato o una tarjeta SIM para que puedas comunicarte con tu grupo o con cualquier amigo local que vayas haciendo.

6. Haz algún ‘seguimiento táctico’

Nos encantan las guías de viaje, pero si quieres consejos y puntos de vista personales y actualizados sobre las actitudes y sentido del humor, sigue algunas cuentas en las redes sociales del lugar que estés visitando. Twitter, Instagram y Snapchat son particularmente útiles.

Asegúrate de buscar influenciadores en varios sectores - comida,, moda, cultura – para obtener una visión global del sitio. Los periodistas locales son a menudo un buen punto de partida, ya que tienden a estar bien conectados. ¡Síguelos, navega entre sus seguidores para ir un poco más allá!

6.5. Deja el palo de selfies en casa

Simplemente confía en nosotros respecto a esto, vale?