Seguro de viaje para mochileros: una guía para principiantes

Publicado el 21 enero 2017

Photo: Shutterstock ID 223772914

Caption: Piensa en el seguro como si fuera un paracaídas… y si estás pensando en lanzarte en paracaídas, contrata un seguro.

 

Una póliza de seguros estándar para un mochilero debe incluir buena cobertura médica y la opción de repatriación – o sea que en caso de que suceda algo, el seguro debe cubrir el llevarte de vuelta a casa para continuar con la atención médica. Pero ese es solo el principio. Hay cientos de compañías de seguros tras el mercado de los mochileros, y los seguros para mochileros pueden variar mucho. Algunas pólizas solamente cubren ciertos territorios, mientras que otras tienen un límite de tiempo Así que es súper importante pensar cuidadosamente  qué tipo de cobertura necesitas antes de viajar, y la mejor forma de hacerlo es considerar qué tipo de mochilero piensas que serás.

El novato que está de año sabático

Estás viviendo tu primera experiencia como mochilero y lo vas a hacer solo, o con un par que también son novatos. Muy probablemente hayas empacado más de lo que necesitas, seguro llevando cosas que piensas que te serán de utilizar pero que iras arrastrando contigo hasta que te des por enterado que no las vas a necesitar.

Un seguro de robos debe ser una de tus primeras prioridades. Los ladrones son buenos localizando a los novatos, y tu relativa ingenuidad te pone en un riesgo ligeramente superior que los viajeros con más experiencia. (sin embargo, a cualquiera le pueden robar). Incluso si es solo por tu propia tranquilidad, vale la pena tener una póliza que te permita superar un suceso de este tipo lo antes posible.

Como una pequeña nota al margen, no lleves en tu equipaje nada cuya pérdida podría dejarte con el corazón roto. Lo más seguro es que todo vaya de maravilla pero no merece la pena arriesgarse.

El mochilero tecnológico

Quieres tener tus aparatos contigo, para poder mostrarle a la gente en casa y a tus seguidores en las redes sociales como van tus aventuras. O tal vez eres un escritor o fotógrafo en ciernes que busca convertir sus contenidos en una fuente de ingresos. De cualquier forma, si vas a ir equipado con una GoPro, una tablet, un smartphone y puede que incluso un dron, debes asegurarte tener un seguro adecuado – recuerda que muchas pólizas de seguro no cubre a los productos de alta gama dentro de sus pólizas estándar. Es posible que necesites darle al asegurador una foto del artículo, número de modelo y de serie para cada uno de los aparatos que quieras llevar al viaje.

Mochilero adicto a la adrenalina

Si tu idea de aventura como mochilero incluye saltar de aviones, saltar desde acantilados o explorar cuevas, te alegrará saber que algunas compañías de seguros cubren una serie de actividades y deporte en su póliza estándar. Pero siempre debes leer su política estándar. Pero no olvides que siempre hay que leer la letra pequeña. Las actividades pueden simplemente incluir caminar, hacer camping y senderismo. O podrían haber límites específicos: una póliza podría cubrir el senderismo, pero sólo a 2.000 metros sobre el nivel del mar; o el submarinismo, pero sólo hasta una profundidad de 30 metros. Hacer puenting y el esquí de fondo pueden ser actividades definitivamente no cubiertas. Se recomienda buscar un asegurador especializado en deportes extremos o de aventura, es más probable que sus pólizas tengan las coberturas que necesitas. Sí, claro que puede ser considerablemente más caro, pero te dará a ti (y todos en casa) la tranquilidad de que si algo sucede, al menos, no te arrepentirás.

Mochilero voluntario

La mayoría de los programas de voluntariado duran hasta un año, por lo que las pólizas de seguro tienden a tener dicha duración. Si tu voluntariado es para más tiempo, asegúrate de ampliar el término de tu seguro.. Además, es importante tomar en cuenta el lugar - la naturaleza del voluntariado implica que podrías estar de visita en un país considerado por los aseguradores como de ‘alto riesgo’. Puede que no esté cubierto por una póliza de seguro estándar para mochileros. Si estás de voluntariado a través de una organización de Caridad, habla con ellos para obtener consejos de acuerdo al proyecto al que vas destinado.

Mochilero espiritual

No eres materialista. Estás dejando que el mundo te guíe en tu experiencia como mochilero, y necesitas muy poco, excepto tal vez tus calcetines antideslizantes para hacer yoga. A medida de dejes tu destino en manos del planeta, las comodidades y artilugios de alta tecnología dejarán ser ser importantes para ti, pero aún así debes asegurarte de que tienes una póliza sólida que cubrirá tus gastos médicos y de evacuación de emergencia. Busca un asegurador que en caso de un incidente se encargue de pagar las facturas del hospital o la clínica directamente, así evitarás tener que preocuparte por asuntos financieros en el sitio del incidente.

Mochilero fiestero

En muchos sitios no aceptan tarjetas, así que el efectivo será tu única opción en los bares y discotecas. Si has bebido, es muy probable que bajes la guardia (o pierdas tu billetera) y necesites que tus fondos sean remplazados para cuando te despiertes a la mañana siguiente. Es muy importante que te asegures que el efectivo y las tarjetas están cubiertos por el seguro.

Las pólizas más baratas suelen no cubrir efectivo, contratar una póliza más cara con un deducible más bajo vale la pena. Cuando estés leyendo la letra pequeña de tu seguro de viajes, comprueba cuánto efectivo es cubierto y que porcentaje o cantidad de la pérdida deberá ser asumida por ti antes de que la compañía pague nada.

También debes tener presente que algunos aseguradores no cubren eventos que surjan cuando el asegurado ha bebido alcohol o drogado.

Cualquiera que sea el tipo de póliza que contrates, lo importante es que no te vayas de viaje sin un seguro.  Lo peor que puedes hacer es iniciar tu viaje sin haber contratado una póliza de viajero. Incluso si nunca tienes que usarla, te hará estar más tranquilo y a los que quedan en casa también.