¿Por qué Alemania es el mejor país europeo para ver en tren?

Publicado el 29 marzo 2016

¿Pensando en hacer un viaje InterRail este año? Le hemos pedido al escritor de viajes y experto en viajes en tren Jools Stone que nos hable de su destino europeo favorito para viajar en tren…

Durante años InterRail ha acaparado el mercado de los viajes de jóvenes en verano, este tour  marca un antes y después esencial para muchos mochileros. Hoy en día, comprar un pase no representa un golpe fuerte para el bolsillo, pero no significa que tengas que decidir así porque así escoger un pase para toda Europa y tratar de cubrir tantos destinos como puedas en   quince días, ¿por qué no planear un viaje en tren en un solo país? Si escoges un país y te amoldas a eso, tendrás la oportunidad de conocer mejor la cultura, y porque no, también tendrás más probabilidades de aprender más de su jerga.

Dónde ir será necesariamente una decisión muy personal, pero me gustaría recomendar Alemania, que es especialmente indulgente para quienes viajan por primera vez con InterRail, gracias a que tiene la mayor red en el continente. Además, ahora puedes ir de Londres a Colonia, a través de Bruselas, en cinco horas, por lo que el tren es una alternativa viable a un vuelo.

La localización de Alemania en el corazón de Europa la hace un destino ideal para realizar viajes rápidos a sitios como Polonia, Austria o la Republica Checa.

Servicios muy bien organizados

Puede que haya algo de estereotipo, pero la reputación de Alemania por su eficiencia se aplica en definitiva en lo que se refiere a los trenes. El operador nacional D Bahn asegura que el 90% de sus trenes llegan con una diferencia no mayor a 5 minutos con su hora programada, y las huelgas son tan raras como que un caballo de madera haga caca.

Oferta alemana

La mayoría de los viajeros tienden a ir a las grandes ciudades, y no hay duda que deberían pasar algún tiempo en la hípster Berlín, o bien en Dusseldorf el centro alemán de la música electrónica, o en la histórica y cervecera Múnich. Pero hay muchos otros lugares que explorar, desde las bodegas y las ciudades universitarias del valle del Rin a las vistas de los Alpes de Baviera meridional y los acantilados calcáreos y playas de arena de la costa del Báltico. La extensión de la red ferroviaria implica que es fácil descubrir los pueblos rurales llenos de sabor regional

Comida en el camino

Puede que Alemania no tenga la mejor reputación culinaria de Europa, pero eso realmente funciona a tu favor si vas de mochilero.  No hay escasez de puestos de pretzels o currywurst lo que te permite mantenerte alimentado por unos pocos euros, además, la mayoría de ciudades están inundadas de bocaterías (imbisses) que sirven kebabbage del más alto nivel.

ICE ICE baby

Para aquellos de vosotros a los que no les importe derrochar en un poco más de clases, los trenes de alta velocidad ICE en Alemania son de lo mejor en Europa. Incluso si viajas en clase estándar, los asientos son grandes y cómodos y la conexión wi-fi a bordo es gratuita y muy confiable. Usando estos trenes puedes ir de Berlín a Colonia en solo cuatro horas, o de Múnich a Stuttgart en un poco más de dos.

Trenes nocturnos

Los servicios de trenes nocturnos se han visto mermados en los últimos años, pero en Alemania aún se mantienen varios que viajan a la mayoría de las principales ciudades. Pueden ser una manera práctica para cruzar la frontera del país mientras duermes (o siendo más exactos, mientras te recuperas de haber bebido muchas Jägermeisters). Los precios rondan los 60 euros por una litera en un ‘dormitorio en movimiento’, compartiendo con hasta 5 personas. Si visitas la página Man in Seat61 encontrarás guías para cada uno de estos trenes.

Tradición alberguista

Alemania fue donde nacieron los albergues juveniles, así que tiene unas credenciales impecables en lo que se refiere a conseguir un sitio para pasar la noche. El maestro Richard Schirrmann fundó el primer albergue juveniles del mundo en 1912 en North Rhine, ciudad de Altena.

Hoy en día hay una muy pequeña diferencia entre muchos albergues baratos y hoteles de bajo coste y Alemania tampoco escasea en la disponibilidad de ambos tipos de alojamiento. En las grandes ciudades, generalmente encontrarás multitud albergues donde quedarte, independientemente de si buscas una cama en un dormitorio, una habitación privada o alojamiento para todo tu grupo, seguro que encontrarás algo que cubra todas tus necesidades básicas y algunas más.

Jools Stone es un escritor freelance especializado en viajes y localizado en Brighton, con una inclinación por los viajes en tren, sombrías novelas gráficas y vibrantes bandas americanas. Revisa su página web Railway Stays para más inspiración.