Trabajos para mochileros: ideas para hacer dinero mientras viajas

Publicado el 18 enero 2017

Hostales y Albergues - Trabajar

Bien, trabajo honesto…

Aún cuando estés quedándote en albergues baratos para mantener tus gastos al mínimo, habrá momentos en los que te veas apurado de dinero. ¿Cómo puedes obtener algo de dinero para seguir viajando? Nadie quiere recurrir al Banco de Mamá y Papá demasiado frecuentemente, y ganar dinero escribiendo sobre viajes y fotografiando los sitios que visitas – la carrera con la que sueñan muchos viajeros – puede ser demasiado difícil si no tienes una reputación ya establecida o unos cuantos buenos contactos.

Afortunadamente, esas no son las únicas opciones. Mientras que los blogueros que han logrado tener éxito tienen un perfil alto en los medios, la realidad es que la mayoría de los viajeros ganan algún dinero en trabajos ordinarios. Los trabajos puede que no siempre sean glamurosos, pero te permitirán conocer nuevas personas y otro aspecto de la vida en el destino que hayas elegido.

Simplemente asegúrate – esto es realmente importante – que tengas el visado adecuado para lo que sea que escojas hacer. Hay una sección muy útil sobre visados en el blog de Jodi Ettenberg llamado “Resources for Digital Nomads”.

Sin nada más que añadir, aquí te mostramos ,formas, a prueba de fuego para hacer dinero cuando el presupuesto escasea…

Trabaja en un albergue

La gente va y viene de los albergues, pero ¿has pensado alguna vez en preguntar si puedes quedarte y trabajar en uno por un tiempo? Necesitan gente en la recepción y detrás de la barra; también necesitan personas para llevar las cuentas y para la limpieza. Existen cientos de cosas necesarias de hacer para mantener un albergue funcionando, así que revisa si alguna de tus habilidades te puede ayudar a ganar algo de dinero.

 

Consiente a un príncipe o una princes

Hacerse un corte de pelo o recibir un masaje puede que no sea lo primero en lo que se piensa al llegar a un albergue, pero si puedes hacer alguna de estas cosas bien y estás dispuesto a negociar tus servicios en albergues en todo el mundo, hazlo.   Ofrece buenos precios y verás como te salen clientes por todo lado. Enfrentémoslo, ¿quién no quiere un masaje después de cargar una pesada mochila durante muchos kilómetros o estar sentado en el tren o en el avión durante días?

 

Guardián del alcohol

El rey de los ltrabajos de mochilero. Si puedes servir una caña y sabes como preparar un martini, puedes hacerte cargo de cualquier barra en el mundo.  Ve al centro de la acción, aprende todo lo que puedas de los que te rodean y crea maravillosos recuerdos.

Nota: algunos países requieren que tengas un certificado para probar que sabes cómo servir alcohol legalmente.   Por ejemplo, los bartenders de Canadá, deben tener un certificado denominado “Smart Serve” antes de que empiecen a trabajar tras una barra.

¡Enseña!

Obviamente se trat.a de que enseñes algo que sepas hacer.  Yoga o tango, inglés o fotografia– si tienes una habilidad, probablemente puedes enseñarle a otros al menos en un nivel básico. No necesitas saber absolutamente todo. Si estás dispuesto a ofrecer clases de conversación en español, por ejemplo, puedes conseguir muchas hojas de trabajo y recursos en línea que te pueden ayudar, pero mucha gente lo único que quiere es tener a un nativo con quien practicar.

Habla con los bares de la zona y ofrece tus servicios – una clase de yoga por la mañana podría animar el negocio durante las primeras horas de la mañana, una clase de tango por la tarde atrae a mucha gente que si no se quedaría  en sus casas. Una práctica de conversación en español durante la tarde puede estimular el consumo de vino durante un martes  o cualquier otro día en que los clientes no suelan acudir mucho al local.

Súbete al tren de las comisiones

Acércate a los operadores de viajes organizados (tour) de la zona y sugiere que te paguen una comisión si les traes clientes. Si tienes el don de la palabra y puedes mostrar a los turistas, generalmente muy dispuestos, la actividad que quieren hacer organizada por una compañía que estás dispuesto a recomendar, puede que logres conseguir un poco de dinero.

Simplemente busca entre tus habilidades y juega con tus fortalezas. Si no tienes algo que ofrecer, puede que te interese hacer algún curso de un día en algo que siempre habías querido probar. ¡Podrías terminar siendo todo un professional!