Conceptos básicos de salud: Artículos de primeros auxilios que debes empacar para tu viaje

Publicado el 19 octubre 2016

Hostales y Albergues - Kit de Primeros Auxilios

 

Aunque está muy bien estar preparado, no se te puede ir la mano con tu neceser de viaje con medicamentos – algunos mochileros llegan al albergue cargando consigo toda una farmacia a cuestas, incluyendo algunos artículos que está bien tener pero que no son necesarios como tabletas de vitaminas y pastillas para la tos.

A continuación seis artículos que hemos seleccionado como una buena base para un kit de primeros auxilios de viaje, obviamente suplementado con cualquier medicamento que tomes de forma regular y cualquier otro producto que necesites por el destino al que te dirijas como pueden ser medicamentos anti-malaria o píldoras para el mal de altura.

Medicinas para la rehidratación (por ejemplo Dioralyte): Recuerda que solo debes tomar medicamentos para  la diarrea cuando sea absolutamente indispensable.  Si no es así, es mejor dejar que las cosas sigan su curso, tu cuerpo está intentando librarse de algo, así que debes permitir que lo haga, aunque sea poco placentero. Pero no dejes de reabastecer tu organismo de los líquidos que pierde con agua y productos para la rehidratación

Medicinas antidiarreica (por ejemplo Imodium): Dicho eso, si puedes llevar algún medicamento para la diarrea para aquellas ocasiones en que necesitas pararla al menos un poco. Pero hazlo con sensatez – es buena idea parar la diarrea si tienes un vuelo o un viaje en autobús de cierta duración, pero no lo hagas solo para irte de fiesta. Si tienes diarrea, tienes diarrea; quédate en el dormitorio y descansa.

Toallitas antisépticas: Aunque no son un sustituto para un lavado apropiado, pueden ser un buen recurso cuando te haces pequeños cortes, especialmente si estás en algún sitio donde no hay agua limpia cerca. Un pequeño corte no es algo de lo que preocuparse en sí mismo, pero si se infecta podría volverse algo serio. Limpia la herida con una toallita, cúbrela con una tirita limpia o un vendaje, y lávala en cuanto tengas disponibilidad de usar agua limpia.

Tiritas y/o gasas: Nuevamente, esto se trata de minimizar la infección. No escatimes al comprarlas a menos que sea inevitable – esas tiritas baratas que te van bien cuando estás en casa no te durarán ni cinco minutos mientras viajas.

Analgésicos y anti-inflamatorios (por ejemplo Paracetamol e Ibuprofeno): Estos medicamentos siempre vendrán bien si coges un resfriado o una gripe, tienes un poco de fiebre o una reacción alérgica suave, si te haces un esguince, o te levantas con una terrible resaca. Si tienes mucha fiebre o una fuerte reacción alérgica necesitarás la atención médica apropiada.

Repelente de insectos: Esto no es solo para mantener a raya a los mosquitos portadores de la malaria - querrás usarlo en cualquier sitio donde haya insectos que te puedan picar, desde la Costa de África Occidental hasta los lagos filipinos y los jardines de la cerveza británicos. Que te piquen ya de por si es molesto, pero si eres sensible a las picaduras, pueden dejar desagradables ronchas que pican mucho.